__Misión   |   Historia   |   Presente   |    Futuro

MISION

El Diario Oficial de la República de Chile es la institución oficial del Estado, encargada de la publicación de las normas jurídicas que rigen al país.  En otras palabras, es la institución republicana con más de cien años al servicio de Chile que, en cumplimiento del mandato constitucional del inciso final del artículo 75 de la Carta Fundamental, publica, desde su origen, las leyes, decretos y otras actuaciones jurídicas emanadas de los órganos del Estado.  Su misión consiste en ser el constituyente de la Certeza Jurídica que el Estado de Derecho necesariamente requiere, lo que se materializa a través de la publicación de la ley y de la presunción de que todo cuerpo legal promulgado en la forma prescrita en la Constitución, se supone conocido por todos, sin admitir prueba en contrario, desde su publicación en el Diario Oficial.

De la misma forma, el Diario Oficial cumple con la obligación, establecida por el legislador, de publicar todas aquellas actuaciones que tanto en el ámbito público como privado, tienen relevancia en la vida jurídica, económica, comercial, financiera y social del país, y que deban cumplir con el requisito de publicidad que la ley le exige.

El Diario Oficial de la República de Chile fue creado por decreto del 15 de noviembre de 1876, bajo la presidencia de don Aníbal Pinto.  Su primer número se publicó el 1 de marzo de 1877, reemplazando al periódico El Araucano.  Desde entonces y salvo en contadas excepciones, el Diario Oficial aparece todos los días hábiles de lunes a sábado.

Su primer Director fue don Ricardo Becerra.  En 1880 asumió el cargo don Guillermo Blest Gana, a quien le sucedió don Alcibíades Roldán (1884-1891), don Carlos Emeterio Cerda (1891-1912) y don Honorario Henríquez Pérez (1912-1926).

Su actual Director es el abogado don Eduardo Ramírez Cruz.

 

 

 

HISTORIA
ver primer ejemplar

De los 200 años que nuestra patria acaba de cumplir, más de la mitad han tenido al Diario Oficial como un privilegiado testigo de la historia de Chile, que ha registrado no sólo su desarrollo legislativo, sino que muchos otros acontecimientos que reflejan momentos históricos de nuestra vida independiente.

Las ediciones normativas anteriores al Diario Oficial que se han encargado de publicar y archivar nuestros cuerpos legales nacen, en forma más sistemática, con la Aurora de Chile (1812), y le siguen publicaciones legislativas especializadas como el Monitor Araucano (1813), las Gacetas del Rey (1814) y del Gobierno (1817), la Gaceta de Santiago (1817), la Gaceta Ministerial (1818), el Boletín de las Órdenes y Decretos del Gobierno (1823) y El Araucano (1830), para culminar con el Diario Oficial (1877), publicación que ha permanecido hasta nuestros días.

Desde entonces, el diario ha sido un reflejo “oficial” de la historia de Chile.  Allí se han impreso las leyes y decretos que rigen a los ciudadanos, se han constituido señeras instituciones que forman parte de la vida cultural y comercial del país y en sus inicios se publicaron actas de sesiones del Congreso, discusiones parlamentarias, traducciones de artículos aparecidos en la prensa del mundo, reportes de la guerra y muchos otros documentos de gran valor testimonial.  Desde esa perspectiva, el Diario Oficial es una bitácora de los hechos que han dado vida a la identidad cultural, social, política y económica del país.

Sólo a partir de 1893, a las leyes se les asignó un número correlativo, publicándose en el Diario Oficial precisamente ese año, la ley Nº1.  También se han publicado, desde el año 1900, más de 200 leyes llamadas de circulación restringida, conocidas popularmente como leyes secretas, las que se imprimían en un número de no más de 5 a 10 ejemplares para efectos de archivo, y algunas que el Diario Oficial aún conserva.  En la actualidad, existe un proyecto de ley para desclasificarlas.

 

 

 

PRESENTE

El Diario Oficial de hoy día no es muy distinto en sus contenidos al de 1877, no obstante en su forma ha evolucionado radicalmente para hacerlo más claro, sistemático, y accesible. En su versión en impresa, única versión oficial para las publicaciones Normativas y Judiciales, el diario se ha clasificado recientemente en cuerpos que permiten encontrar las normas con mayor facilidad y coleccionarlas, se han agregado índices y se ha mejorado su diagramación. El diario es complementado hoy con la edición de libros que recopilan y seleccionan normativa, establecen concordancias y se imprimen para ser entregados a sus suscriptores.

En sus versiones electrónicas, pasando por disquets (1993), CD-Roms (1995), Sitios Web (1999) y recientemente versiones para Tablets y para teléfonos móviles; el Diario Oficial puede ser accedido actualmente desde cualquier parte y desde cualquier dispositivo en forma gratuita.

Es por eso que, conscientes en la necesidad de adecuar y modernizar el cumplimiento de su misión, el Diario Oficial está empeñado en contribuir a la difusión masiva de la ley y demás Fuentes del Derecho, mediante la prestación de modernos servicios gratuitos que aprovechan las plataformas tecnológicas actuales, basados en el análisis jurídico documental de sus propias publicaciones y entre los que se cuentan: Diario Oficial en formato papel digital, índice electrónico de todas las normas con rango de ley desde 1810, todos los sumarios desde su creación en 1877, leyes en texto completo desde 1990,  bitácora de modificaciones legislativas, teleconferencias sobre temas de coyuntura jurídica y un Sumario del día en audio para no videntes. También se encuentran disponibles en su sitio web www.diarioficial.cl secciones que van en esta misma línea como: Educación Cívica, Historias Oficiales, Biblioteca Jurídica y una Radio-Internet, todas ellas iniciativas que favorecen la difusión y reflejan el compromiso irrestricto del Diario Oficial con su misión.

Para el logro de sus objetivos, el Diario Oficial ha firmado diversos Protocolos de Acuerdo con distintas instituciones públicas que se han incorporado como cooperadoras y/o asociadas, aportando información y experiencia en áreas especializadas del Derecho, otorgándole a sus servicios incalculable valor para quienes los utilizan.

En esa línea el Diario Oficial aporta información jurídica procesada electrónicamente a importantes sectores del Estado, como al Senado de la República de Chile, a la Biblioteca del Congreso Nacional, Ministerios y otros organismos de la Administración del Estado.  Sin duda, la integración de mayor relevancia  para los próximos años de sustenta en el proyecto TRYPODE (Toma de Razón Y Publicación Oficial de Documentos Electrónicos), una plataforma recientemente elaborada [2011] en conjunto con la Contraloría General de la República y que permite automatizar el flujo de tramitación de una norma jurídica.  Esta y otras integraciones, permitirán al Diario Oficial dar mayor seguridad y agilidad al proceso de publicación en un horizonte muy cercano.

En esa misma dirección, el Diario Oficial considera esencial para el desarrollo del comercio y relaciones internacionales de todo género, mantener esta información al alcance de los usuarios, sean éstos nacionales o extranjeros; es por ello que, en conjunto con otros órganos de publicación similares, ha fundado REDBOA (Red de Diario Oficiales Americanos, www.diarioficial.org), una organización que permite sinergizar experiencias en publicaciones oficiales y promover el comercio internacional y la inversión extranjera, proveyendo de una plataforma de información legislativa para toda la región. En la actualidad, Chile ocupa la Secretaria Ejecutiva de este organismo.

Hoy día es posible observar que el Diario Oficial de Chile se ha transformado en una de las primeras entidades de este tipo, en lograr una plena integración de contenidos a una plataforma informática que permite contar con la historia de la legislación chilena y sus textos actualizados en base de datos documental de texto completo.

En la actualidad, el Diario Oficial ha desarrollado una plataforma electrónica que se encuentra a disposición de la ciudadanía desde el año 2009 y en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 4º de la ley 20.494, ha habilitado en su sitio Web, una sección donde se efectúan las publicaciones que, según las leyes, deben realizarse en el Diario Oficial, para la constitución, disolución y modificación de personas jurídicas de derecho privado.

 

 

 

FUTURO

El Diario Oficial considera en su planificación estratégica, a mediano y largo plazo, continuar desarrollando alianzas y convenios con aquellas instituciones que participan de manera relevante en la investigación de las Ciencias Jurídicas y en la generación y recopilación de normas, que le permitan desarrollar nuevos productos altamente especializados y accesibles a todos los chilenos, a través de plataformas amigables y de fácil utilización.

Los cambios que se avecinan en materias comunicacionales no son menores.   El Diario Oficial entiende la magnitud de estos desafíos  y se adecua y prepara continuamente para abordarlos. En tal sentido, su desarrollo estratégico se sustenta en uno de sus ejes principales que ha tenido el diario en su desarrollo: la Modernización.

La modernización constante que ha tenido el Diario Oficial y que lo ha llevado a  ser uno de los líderes en materia de servicios digitales en la región, se verá acelerada en los próximos años para sincronizarse con los nuevos marcos jurídicos y claramente estará preparado para incorporar, si el Estado así lo decide y da validez legal al diario oficial electrónico, la publicación de la ley y demás actuaciones jurídicas a través de dicha plataforma.

Al mismo tiempo, reconociendo la importancia de la misión encomendada y advirtiendo el hecho que el uso de las nuevas tecnologías de la información masifican el acceso a los contenidos, pues permiten el acceso masivo a ellos, el Diario Oficial ha definido para el futuro inmediato, un plan que se basa en dos  acciones concretas:

  • Difusión en múltiples medios (impresos, CD e Internet)
  • Mantención de la memoria histórico-jurídica del país.

Estas acciones son parte de una política que recoge los nuevos paradigmas de publicación multimedial y los inscribe en el principio fundamental de su misión futura.